9 cosas que conviene saber sobre el Miércoles de Ceniza

Tomado de Infocatolica.com

miercoles de cenizaComienza la Cuaresma, el desayuno ha sido hervidero de preguntas de mis hijos. Seguro que a más de uno también le ayudan.

1.- ¿Qué es el Miércoles de Ceniza?

Es el día en el que comienza la Cuaresma. No es el día en el que acaba el Carnaval.

Siempre cae en miércoles (parece obvio, pero alguno duda todavía) y da igual que el año sea bisiesto porque se cuenta hacia atrás desde la Misa de la Cena del Señor.

Misal Romano:

En la Misa de este día se bendice y se impone la ceniza, hecha de los ramos de olivo o de otros árboles, bendecidos en el Domingo de Ramos del año precedente.

2.- ¿Dónde se compra la Ceniza?

En ningún sitio. Se obtiene de quemar los ramos bendecidos el Domingo de Ramos del año anterior.

Muchas familias guardan los ramos o las palmas y los llevan a la parroquia los días previos.

Miércoles de Ceniza: Hoy comienza la cuaresma

Tomado de InfoVaticana

Bergoglio-Ceniza-2013-05La Iglesia celebra hoy el miércoles de ceniza, con el cual comienza el tiempo litúrgico de Cuaresma, tiempo de penitencia y de conversión del corazón.

Hoy la Iglesia celebra el Miércoles de Ceniza y el inicio de la Cuaresma. La Cuaresma representa, en el Año litúrgico, el ciclo de preparación para celebrar el misterio de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo.

El Papa Francisco ha señalado que “la conversión del corazón” es la principal labor que un cristiano debe afrontar durante la Cuaresma. Emprendemos un camino que durante cuarenta días nos llevará a salir de nosotros mismos para encontrarnos con los demás y finalmente con Cristo, muerto y resucitado por nuestra salvación. Este es el verdadero sentido de la oración, el ayuno y la limosna que todo católico debe practicar en estos días.

Para iniciar este tiempo litúrgico, en este día se observa el ayuno, que consiste en hacer una sola comida fuerte al día, y la abstinencia de carne. La abstinencia obliga a partir de los 14 años y el ayuno de los 18 hasta los 59 años de edad.

El ayuno y la abstinencia son parte del espíritu de penitencia con el que los católicos se preparan para el Triduo Pascual. La Iglesia quiere ser fiel al mandato del Señor, que indicó que “vendrán días en que les será arrebatado el esposo y entonces ayunarán” (Mt, 9, 15).

Catequesis del Papa Francisco sobre la figura del padre en la familia

Tomado de Aciprensa

francis--644x362VATICANO, 04 Feb. 15 / 04:35 pm (ACI) .- El Papa Francisco dirigió este miércoles la Audiencia General desde el Aula Pablo VI, en la que dio a los hombres una serie de consejos para ser unos buenos padres, poniendo como ejemplo la parábola del Hijo Pródigo, pues “un buen padre sabe esperar y sabe perdonar, desde el profundo del corazón”.

A continuación el texto completo gracias a la traducción de Radio Vaticana:

Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!

Hoy quisiera desarrollar la segunda parte de la reflexión acerca de la figura del padre en la familia. La última vez hablé del peligro de los padres “ausentes”, hoy quiero mirar más bien el aspecto positivo. También San José estuvo tentado de dejar a María, cuando descubrió que estaba embarazada; pero intervino el ángel del Señor que le reveló el designio de Dios y su misión de padre putativo. Y José, hombre justo, “llevó a María a su casa” (Mt 1,24) y se transformó en el padre de la familia de Nazaret.

Jesucristo, en su Iglesia y en el sacerdote

Tomado del libro “La amistad con Cristo, de Robert H Benson* (Ed. Patmos, 4º edic. en español 2002, pág. 68-75)

La Iglesia católica es una sociedad de tal magnitud que la mayoría de las personas son incapaces de hacerse una perfecta idea de ella.

sacerdocioLa conocen intelectualmente, en su interior la aceptan, pero en la práctica sólo les resulta accesible a través del sacerdote. Este es, por cierto, uno de los argumentos que se esgrimen en contra del catolicismo. Exalta, dicen, la falible humanidad en la persona del sacerdote hasta unas alturas demasiado vertiginosas, aun sabiendo que está condicionado por las limitaciones propias de todo hombre. Si lo que se exaltase fuese la Iglesia como institución, insisten, todavía se podría excusar. Pero es cada sacerdote individual el que aparece revestido con la dignidad y las prerrogativas de Cristo.

y en realidad es así, La única respuesta posible es que Cristo quiso que fuera así; que instituyó un sacerdocio que no sólo le representara y ocupara su lugar, sino que, en cierto modo fuera El mismo; es decir, Cristo quiere ejercer su divino poder a través de su representante. De este modo, la devoción y la reverencia hacia el sacerdote son un homenaje directo al Sacerdote Eterno, de cuyo poder y dignidad participa el ministro humano. Si esto es así, no cabe duda de que el sacerdote, como la Iglesia, es uno de los cauces a través de los cuales el cristiano debe acrecentar su intimidad personal con el Señor.

Estatua de la Virgen de Lourdes estremece Argentina: No está pero todos la ven

Tomado de Aciprensa

Asunción-de-la-VirgenBUENOS AIRES, 13 Feb. 15 / 06:05 am (ACI/EWTN Noticias) .- Todos los que visitan la capilla del santuario Nuestra Señora de Lourdes, de Alta Gracia (Argentina) son testigos de un hecho que aún no encuentra explicación. En la hornacina del retablo ubicado sobre el altar se ve una imagen de la Virgen a pesar que el espacio está, sin lugar a dudas, vacío.

Según informa la agencia AICA, no es una imagen plana sino con relieve, tridimensional, con pliegues en el vestido. Tampoco es una ilusión psicológica fruto de la devoción exagerada de algunos peregrinos.

Todos los que acuden allí la ven –sean creyentes o no– y de hecho la imagen queda registrada en las fotos que se toman. La imagen se ve con claridad desde la puerta de entrada y va desvaneciéndose si uno se va acercando al altar.

¿Cómo se originó el fenómeno?

La capilla de Alta Gracia fue construida y bendecida en 1927 y durante muchos años estuvo en el centro del retablo una estatua de la Virgen de Lourdes. A mediados de 2011 esa estatua fue retirada de su hornacina para ser restaurada, que actualmente se encuentra al pie de la hornacina que quedó vacía.