¿Sábado o Domingo? ¿Cual es el día del Señor?

Fuentes: Corazones.org y Catholic.net

misa-san-gregorio-magno-sabadoEl domingo es el día de la resurrección de Cristo. Los Católicos los celebramos con la Santa Misa y cumplimos con el Tercer Mandamiento del Decálogo.

Desde el tiempo del Nuevo Testamento (tiempos Apostólicos), el domingo remplazó al sábado judío como día dedicado al Señor para darle culto y descansar de las labores. La Iglesia católica no “cambia la Biblia”, como dicen algunas sectas que se aferran al sábado. Es un hecho histórico que desde el principio (desde el siglo I) los cristianos celebran el día del Señor el domingo. La Iglesia es fiel a la doctrina de los Apóstoles. No fue hasta la época moderna que algunas sectas, desconociendo la realidad histórica, se revirtieron a la práctica judía de celebrar el sábado en vez del domingo.

Evidencia Bíblica:

El primer día de la semana, estando nosotros reunidos para la fracción del panHechos 20,7.
El “primer día de la semana” es el domingo.

Evidencia de los Padres Apostólicos:
Estos vivieron en los dos primeros siglos y son testigos de la fe y la práctica de la Iglesia recibida de los Apóstoles.

9 Comments

  1. Dios les bendiga y gracias por responder.

    Aqui les dejo la evidencia de quíen fue el que cambio el dia de reposo del Sábado original al Domingo.

    El 7 de marzo del año 321, Constantino I el Grande decretó que el domingo sería observado como el día de reposo civil obligatorio:

    “En el venerable día del Sol, que los magistrados y las gentes residentes en las ciudades descansen, y que todos los talleres estén cerrados. En el campo sin embargo, que las personas ocupadas en la agricultura puedan libremente y legalmente continuar sus quehaceres porque suele acontecer que otro día no sea apto para la plantación o de viñas o de semillas; no sea que por descuidar el momento propicio para tales operaciones la liberalidad del cielo se pierda”

    Código de Justiniano, libro 3, título 12, párrafo 2 (3)

    El emperador Constantino, en el año 321, fue el primero que ordenó una rigurosa observación del domingo, prohibiendo toda clase de negocios jurídicos, ocupaciones y trabajos; únicamente se permitía a los labradores que trabajaran los domingos en faenas agrícolas, si el tiempo era favorable. Una ley posterior del año 425 prohibió la celebración de toda clase de representaciones teatrales, y finalmente en el siglo VIII se aplicaron en todo su rigor al domingo cristiano las prohibiciones del sábado judaico.

    En el siglo XVI un concilio papal tuvo el siguiente apéndice:

    “Recuerden todos los cristianos que el séptimo día fue consagrado por Dios y aceptado y observado no sólo por los judios, sino también por todos los que querian adorar a Dios; no obstante nosotros los cristianos hemos cambiado el sábado de ellos en el dia del Señor, domingo”

    Ademas de esto el texto que citan: Hechos 20:7 solo dice que estaban reunidos para la fraccion del pan, no dice que era día de reposo.

    El día que guardó María, madre de Jesús fue el sábado, Lucas 23:50-56, no el domingo.

    ¿En que lugar de la biblia se manda o se le dice a alguien que el día de reposo es el Domingo?

    Por el contrario, hay muchisimos textos que declaran que el día de reposo es el Septimo Día (Sábado) que de echo en hebreo significa “reposo o descanso”

    1. No puede hablarse de una sustitución del sábado por el domingo, pues en el imperio romano no se reconocía, hasta entonces, ningún día legal de descanso y, solamente las comunidades judías observaban el sábado.

      El nombre «domingo» proviene del latín dies Dominicus (‘día del Señor’), debido a la celebración cristiana de la Resurrección de Jesús. En la antigua Roma se llamaba a este día dies solis (‘día del sol’).

      Jesús resucitó el primer día de la semana, el domingo, se le apareció a sus discípulos siempre el primer día de la semana, el primer día de la semana se reunían para celebrar la fracción del pan:

      El primer día de la semana, cuando estábamos reunidos para la fracción del pan, Pablo, que debía partir al día siguiente, hablaba a los discípulos, y su discurso se prolongó hasta la media noche. Hechos de los Apóstoles (Hechos 20:7)

      Usted plantea: “El día que guardó María, madre de Jesús fue el sábado, Lucas 23:50-56, no el domingo”. El contexto donde se relacionan los hechos narrados en Lucas 23:50-56 fueron horas después que Jesús muere en la Cruz el viernes, María como buena judía guardaba los mandamientos de la ley, esto para nada tiene que ver con el hecho de que si se cambió el día de reposo.

      Los cristianos celebramos el domingo la Resurrección de nuestro Señor y Salvador Jesucristo, hijo de Dios y Dios mismo.

  2. Otra información:

    La Iglesia Ortodoxa venera a Constantino I como santo y le dio el título de Equiapóstolico por sus servicios a la iglesia.Su fiesta es el 21 de mayo. Las Iglesias católicas orientales también lo consideran un santo.

    1. En efecto Constantino es venerado como santo por algunas iglesias orientales, pero no por la Católica Latina, él nunca fue cristiano, se bautizó en el lecho de muerte, su vida dista mucho de lo que es una vida cristiana, hizo lo que hizo por los beneficios que obtuvo, su madre Elena si es venerada por la Iglesia Católica, famosa por su piedad, hizo un peregrinaje a Tierra Santa y es famosa por encontrar las reliquias de la cruz donde murió Nuestro Señor Jesucristo y las reliquias de los reyes magos. En el santoral católico, esta santa es considerada patrona de la arqueología, de la conversión y de los matrimonios difíciles.

  3. Yo creo que el día del Señor es una cosa y el día de reposo es otra cosa, el día de reposo es para descansar de las labores y el día del señor es para adorarlo. Saludos

  4. Pienso que todos los días son del Señor… felices deberíamos estar porque cualquier día haya un convertido por la Gracia de Dios, o que todos los días hayan buenas obras en nombre de Dios. Lo demás son tonterías buscando dividir más la Iglesia de Jesucristo, sería bueno se plantearan si no son objeto del maligno buscando propagar la discordia, la división y el enfrentamiento. Saludos.

    1. Para mí todos los días son iguales y, por lo tanto, da lo mismo adorar a Dios en un día o en otro.
      En un sentido todos los días parecen iguales, constan de 24 horas, tienen día y noche, y uno sigue al otro. Y por supuesto que cada día debemos manifestar una conducta cristiana, puesto que sería absurdo adorar a Dios en un día y en otros vivir incorrectamente.
      Sin embargo, la Santa Biblia nos enseña que hay diferencia. Dios mismo la señaló al bendecir y santificar el séptimo día, cuando concluyó la creación (Gen. 2:1-3). BENDECIR significa “alabar, celebrar, ensalzar, ser colmado de bienes por la Providencia, consagrar al culto”. SANTIFICAR significa “hacer santo, dedicar algo a Dios, apartar algo para un uso sagrado”. Por lo tanto, cuando Dios bendijo y santificó el séptimo día, lo hizo definidamente diferente de los demás días del ciclo semanal. Quienes tenemos fe en Dios, ¿podemos despreciar la bendición y santificación dada a su día? ¿Puede ser lo mismo observar cualquier día y no el bendecido y santificado por Dios? Para los profetas y apóstoles existía esa diferencia porque siempre llamaron al séptimo día shabbat, que quiere decir día de reposo. El mandamiento comienza pidiendo que nos acordemos de santificarlo, o sea, apartarlo para un uso sagrado. Los otros seis días son para hacer todas nuestras tareas, “mas el séptimo día es reposo para Jehová tu Dios…Porque en seis días hizo Jehová…todas las cosas…y reposó el séptimo día; por tanto Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó (Ex. 20:8-11). Nótese dos cosas definidas: el mandamiento se refiere a “el séptimo día”, no a un séptimo día”; es decir, se refiere a un día definido. Además, señala la razón para recordarlo: “Porque Jehová bendijo el día de reposo y lo santificó”.
      En el Nuevo Testamento se respetan estas indicaciones. Lucas escribió su evangelio unos 32 años después de la ascensión de Jesús. En el capítulo 23:54-56 y 24:1-3 nos refiere la secuencia de los días. Señala el día de preparación, o sea el viernes, luego afirma que fue guardado el día de reposo, el sábado, conforme al mandamiento y que luego, en “el primer día de la semana”, ocurrió la resurrección. Toda la cristiandad reconoce que Jesús resucitó el primer día de la semana y por ello se desea justificar la observancia del domingo. Pero ya observamos que la bendición y santificación de Dios fue otorgada al séptimo día y no al primero.
      El diccionario de la lengua española da el siguiente significado de estos dos días: domingo, primer día de la semana; sábado, séptimo día de la semana. Así pues, según la Santa Biblia, la historia y nuestro propio idioma, el sábado es el séptimo día y el domingo, el primero. La bendición y santificación de Dios sobre el séptimo día, lo hacen claramente diferente de los demás.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *