El cardenal Ortega agradece ‘el milagro del deshielo’ entre Cuba y EEUU

En esta línea, el purpurado ha subrayado que “el muro de desconfianza que dividía a los Estados Unidos y Cuba, parecía inquebrantable. La historia parecía detenerse. Pero nada es imposible para Dios”. Así, ha reconocido que “a lo largo de los años no perdimos la esperanza. La historia está llena de sorpresas. Lo digo para consolarnos, cuando nos sentimos pesimistas”.

El arzobispo de La Habana ha indicado también que “hoy en día el mundo está viviendo verdaderas crisis internacionales”. Por este motivo, ha deseado que “la señal de deshielo en Cuba pueda contagiar al mundo entero, para que se afirme el diálogo en donde se combate”. “Recemos por los países que sufren la guerra, desde Ucrania a Siria e Irak”, ha concluido.

Por su parte, el presidente de San Egidio, Marco Impagliazzo, ha agradecido al cardenal Ortega “su gran trabajo a favor de la paz y del desarrollo del pueblo cubano”, y ha insistido en la importancia de la amistad con los pobres como llave para medir la humanidad de las sociedades: “Nos han explicado muchas cosas del mundo –ha asegurado– que no habríamos entendido claramente o no habríamos comprendido: son brújulas seguras de la cultura de lo humano, porque demuestran la vida en su verdad. Un humanismo amigo de los pobres tiene en sí mismo un sentido de universalidad: es para todos y preserva a la sociedad entera de barbarizarse”.

Además, ha señalado que “el hombre y la mujer europeos a menudo están bloqueados porque viven para ellos mismos. Por eso conocen poco la felicidad. La felicidad no existe sin generosidad”.

Por último, Impagliazzo ha recordado la visita del Pontífice argentino a la Comunidad del pasado 15 de junio, cuando alentó a San Egidio a continuar por este camino: “oración, pobres y paz”, haciendo “la verdadera revolución, que es la de la compasión y de la ternura”, construyendo “la amistad en lugar de los fantasmas de la enemistad y de la indiferencia”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *