El nuevo Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida comenzará a funcionar el 1 de septiembre

Tomado de Infocatolica

Papa_familiaEl Santo Padre Francisco, a propuesta del Consejo de Cardenales, ha aprobado «ad experimentum», el Estatuto del nuevo «Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida, en el cual se unirán desde el 1 de septiembre de 2016, los actuales Pontificios Consejos para los Laicos y para la Familia.

Lo indicó este sábado en un comunicado la Oficina de prensa de la Santa Sede. El portavoz del Vaticano, el padre Federico Lombardi, señaló que aún no se conoce quienes serán las autoridades del nuevo dicasterio, ni si será constituido como Pontificio Consejo o Congregación y que hasta el 1 de septiembre próximo los Pontificios Consejos que serán unificados continuarán normalmente sus funciones

El 22 de octubre del 2015, el Papa anunció la creación de este nuevo dicasterio, al inicio de la Congregación general en el Sínodo de los Obispos: «He decidido instituir un nuevo dicasterio con competencia sobre laicos, la familia y la vida, que sustituirá al Pontificio Consejo para los laicos y el Pontificio Consejo para la familia, y al que estará vinculada la Pontificia Academia para la Vida», indicó en dicha oportunidad el Pontífice.

«Hoy, 4 de junio de 2016, el Santo Padre Francisco, a propuesta del Consejo de Cardenales, ha aprobado ad experimentum el Estatuto del nuevo Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida en la cual confluirán, desde el 1 de septiembre de 2016, los actuales Pontificio Consejos para los Laicos y Pontificio Consejo para la Familia. En esa fecha ambos dicasterios cesarán sus funciones y serán suprimidos, siendo abrogados los artículos 131-134 y 139-141 de la Constitución Apostólica Pastor Bonus, del 28 de junio de 1988».

Competencias

En el Estatuto que regirá al nuevo organismo de la Santa Sede se establece que «el dicasterio es competente en las materias que corresponden a la Sede Apostólica para la promoción de la vida, el apostolado de los fieles laicos, el cuidado pastoral de la familia y de su misión según el plan de Dios y la tutela y apoyo a la vida humana».

Corresponde al Dicasterio nuevo la promoción de la vocación y misión de los laicos en la Iglesia y el mundo, individualmente, sean casados o solteros, y como miembros de asociaciones, movimientos y comunidades, con especial atención a su misión peculiar de animar y perfeccionar el orden de las realidades temporales.

Estará presidido por un Prefecto, auxiliado por un Secretario que podrá ser un laico, y por 3 Subsecretarios laicos. Tendrá un número suficiente de oficiales, clérigos o laicos elegidos preferentemente de diversas regiones del mundo. El dicasterio estará dividido en las secciones Laicos, Familia y Vida, presidida cada una por un Subsecretario, con miembros y consultores. Se regirá por las normas establecidas para la Curia Romana.

Laicos

Además, deberá favorecer en los fieles laicos la conciencia de la corresponsabilidad, en fuerza del Bautismo, en la vida y la misión de la Iglesia, según los diversos carismas recibidos para la edificación común, con una particular atención a la peculiar misión de los fieles laicos de animar y perfeccionar el orden de las realidades temporales.

Deberá promover también la participación de los fieles laicos en la instrucción de la catequesi, en la vida litúrgica y sacramental, en la acción misionera, en las obras de misericordia, de caridad y de promoción humana y social. Erige las asociaciones de fieles y los movimientos laicales que tienen un carácter internacional y aprobará o reconocerá los estatutos.

Familia

Promueve el cuidado pastoral de la familia a la luz del magisterio pontificio, en la tutela de la dignidad y el bien basados en el sacramento del matrimonio, en favorecer los derechos y las responsabilidades en la Iglesia y en la sociedad civil para que las instituciones familiares puedan asumir mejor las propias funciones tanto en el ámbito eclesial como en el social.

También deberá discernir los signos de los tiempos para valorar ante los desafíos las oportunidades a favor de la familia, con confianza y sabiduría evangélica y aplicar en este mundo y momento histórico el plan de Dios sobre el matrimonio y la familia.

Entre sus labores estará la de profundizar en la doctrina sobre la familia y su divulgación mediante adecuadas catequesis así como favorecer en particular los estudios sobre la espiritualidad del matrimonio y de la familia. También habrá de ofrecer líneas directivas para programas formativos para los novios que se preparan al matrimonio y para las parejas jóvenes.

Además, tendrá una estrecha relación con el Pontificio Instituto Juan Pablo II para estudios sobre Matrimonio y Familia, una de las instituciones de la Santa Sede más importantes en este ámbito.

Vida

Esta sección tendrá el deber de coordinar iniciativas a favor de la procreación responsable, así como para la tutela de la vida humana desde su concepción hasta su fin natural, teniendo presentes las necesidades de la persona en sus diversas fases evolutivas.

Deberá promover y animar a las organizaciones y asociaciones que ayudan a la mujer y a la familia a acoger y custodiar el don de la vida, especialmente en el caso de embarazos difíciles, y prevenir que se recurra al aborto, así como apoyar programas e iniciativas dirigidos a ayudar a las mujeres que hayan abortado. Sobre la base de la doctrina moral católica y del magisterio de la Iglesia estudia y promueve la formación sobre los principales problemas de la biomedicina y el derecho sobre la vida humana.

Esta sección estará en permanente y estrecha relación con la Pontificia Academia para la Vida de la Santa Sede.

2 Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *