5 enseñanzas sorprendentes sobre el aborto que encontrarás en la Biblia

Tomado de pildorasdefe.net

biblia-ensenanzas-aborto-mano-sostiene-pies-bebe-111016La Biblia nos enseña que Dios valora la santidad y la belleza de cada vida y nosotros deberíamos hacer lo mismo. El aborto es un crimen

¿Puede la Biblia enseñarnos algo sobre la belleza de la vida y la crueldad el aborto?

Recientemente, una historia salió a luz en un noticiero acerca de un supuesto video encubierto que mostraba a un trabajador de Planned Parenthood (una organización de planificación familiar estadounidense) negociando para vender las partes de sus fetos abortados. La mujer en el video relata gráficamente cómo los pequeños órganos son cultivados mientras ella toma muy casualmente su copa de vino y come su ensalada.

El video, que se hizo viral, ha ocasionado molestias por todo el internet y ha lanzado el hashtag #PPSellsBodyParts (que significa Planned Parenthood vende partes de cuerpos).

Esta historia trajo de regreso el debate acerca del tema del aborto a nivel nacional. Como cristiano (y predicador), nunca he visto el aborto como un problema “político”, sino más bien como una crisis moral.

El Presidente de los Estados Unidos ha dicho que contestar a preguntas tales cómo “¿Cuándo inicia una vida?” está “por encima de su nivel de pago”, así que es necesario buscar estas respuestas en ese nivel superior que es el mismísimo Creador de la vida.

Abajo encontrarán

algunas verdades de la Biblia acerca de cómo Dios ve la vida, la muerte y el aborto.

Si nunca has leído lo que la Biblia dice acerca del aborto, estos hechos podrían sorprenderte…

Sin importar tu fe (o la falta de la misma), espero que estos principios formen tu propio pensamiento acerca de estos problemas importantes de la vida y la muerte.

1.- El plan de Dios para cada vida humana empieza ANTES del nacimiento.

La Biblia pinta un retrato hermoso del delicado trabajo de Dios en el vientre materno. Somos amados por Él y Él tiene un plan para cada uno de nosotros incluso antes de nuestro nacimiento.

Uno de los muchos bellos retratos de esto en la Biblia es cuando Juan el Bautista “brincó dentro del vientre de su madre” apenas escuchó el saludo de María.

La Biblia da innumerables ejemplos del llamado único de Dios en la vida de una persona desde antes de su nacimiento.

“Antes de formarte en el seno de tu madre, ya te conocía” (Jeremías 1,5)

2.- La vida comienza en la concepción.

La Biblia alude a esto en muchas maneras. Una cita bíblica hace referencia al Padre (no a la Madre) siendo el que “da vida”, lo que es una referencia directa al momento de la concepción siendo el comienzo de la vida y no el momento del nacimiento.

“Escucha a tu padre que te dio la vida; no desprecies a tu madre cuando sea viejita”. (Proverbios 23,22)

3.- El aborto es asesinato*.

El aborto causa dolor físico al niño no nacido y literalmente detiene un corazón que late. Si el fin de un latido marca una muerte, entonces ¿por qué no medir el comienzo de una vida con el comienzo de un latido?

Incluso

en la Biblia, matar intencionalmente o involuntariamente a un “feto” (provocar un aborto)

era una ofensa criminal.

En el Antiguo Testamento, causar la muerte o lastimar seriamente a una mujer embarazada O a un niño no nacido era castigable con la muerte.

“Si unos hombres, en el curso de una pelea, dan un golpe a una mujer embarazada provocándole un parto, sin que muera la mujer, serán multados conforme a lo que imponga el esposo ante los jueces. Pero si hay algún daño, pagarán vida por vida” (Éxodo 21,22-23)

*Si tú tuviste un aborto, por favor ten en cuenta que Dios te ama, Él está ahí para ti y desea poder traerte sanación y esperanza para reemplazar tu dolor. Su gracia es más grande que nuestros pecados más grandes. Busca reconciliarte con su amor.

4.- CADA vida es preciosa para Dios.

En algunos casos, el aborto se convierte en una manera de reproducción selectiva. Ponemos fin a las vidas que no encajan con nuestras preferencias culturales. Por ejemplo, niños con Síndrome de Down son abortados a tasas alarmantes.

La Biblia nos enseña que Dios valora la santidad y la belleza de cada vida humana y nosotros deberíamos hacer lo mismo.

“Pues eres Tú quien formó mis riñones, quien me tejió en el seno de mi madre. Te doy gracias por tantas maravillas, admirables son tus obras y mi alma bien lo sabe”. (Salmo 139,13-14)

5.- Es nuestra responsabilidad defender a los Bebés no nacidos.

Rara vez escribo acerca de política porque creo que la familia (no el gobierno) es el fundamento de la sociedad. Éste no es un tema político, sino una atrocidad moral y nosotros deberíamos tomar acción para defender la causa del no nacido.

Creo que seremos responsables ante los ojos de Dios por lo que hicimos (o no hicimos) cuando tocaba defender los derechos del no nacido.

Cuando valoramos las vidas de los no nacidos, valoramos la humanidad misma. Cuando permanecemos en silencio, estamos abandonando una parte de nuestra propia humanidad en el proceso.

“Abre la boca en favor del mudo, sostén la causa de todos los desamparados”. (Proverbios 31,8)

Por favor comparte esta publicación para que podamos continuar celebrando el valor de la vida y defendiendo los derechos de los no nacidos

Adaptación y traducción al español por María Vanegas, para PildorasdeFe.net, del artículo publicado en: Dave Willis´s Blog, autor: Dave Willis

4 Comments

  1. Hola. Obviamente no soy cristiano ni creo en lo que creen los cristianos, pero respeto con profunda admiración y soy receptivo ante todo. No he podido abstenerme de ejar este comentario al leer el artículo, pues como hombre de ciencia también creo, lo que lo hago de una forma diversa y obviamente me apoyo en otros principios.
    Sobre el aborto debo coincidir en que es un tema inicialmente moral que incumbe y afecta preferencialmente a la familia, genéricamente hablando, como institucion socioeconómica de la sociedad, pero lo es también un tema político desde que el Estado intenta proteger las relaciones sociofamiliares para garantizar el exito del modelo social que intenta construir o perpetuar.
    Ahora bien, médicamente hablando, dígo médicamente porque es la ciencia que estudia y concluye exclusivamente sobre temas relacionados con la salud humana, es incorrecto decir que es un latido lo que inicial y termina la vida. en primer lugar la vida, como concepto abstracto y genralmente aceptado, comienza al momento de la reproducción celular, cuando el tejido que forma el corazon humano dista mucho de formarse y la muerte la determina la cesación de la función encefálica, pudiendo incluso persistir una persona con latido del corazón y estar médicamente muerta.
    Jurídicamente hablando, el aborto se protege porque a traves de este puede dañarse el futuro del feto y la salud psicológica y física de la grávida, pero no es jurídicamente hablando el primer latido del feto el que marca la personalidad jurídica, ni el últimolatido del corazón el que la extingue. En este ámbito se considera que es perosna todo ser que nazca y nazca vivo. Es el nacimiento de una persona viva, el que garantiza que su existencia debe protegerse en el ambito legal, toda vez que una criatura que no nazca o que nazca muerta no tiene funcionalidad jurídica proteger un derecho que no puede ni podrá ser ejercitado jamás. Asimismo la muerte, catalogada como muerte médica, pues es este facultativo quien certifica esta estado de cesación, sí extingue la personalidad jurídica, pero sólo basado en el criterio médico de conclusión del proceso de cesación de las funciones vitales que es la muerte, no siendo el paro cardíaco la función determinante a la hora de concebir este criterio.
    Dicho esto queda entonces concluir que el aborto será ilícito, amoral, ilegal o incorrecto cuando se haga utilizando formas, procederes u artimañas no prescritas ni médica o jurídicamente aceptadas.
    Gracias.
    Ahh, soy abogado, no médico.

  2. Buenos días.

    No entiendo bien por qué “obviamente” ha de ser usted ateo. Creer o no creer es lo menos obvio que existe, en mi opinión. Mucho puede decirse tanto a favor como en contra de la existencia de Dios (de cualquier dios, si vamos a eso; no solo Dios como lo entendemos los católicos).

    Tampoco opino que dependa del grado de formación científica que se tenga. Que no es que usted lo haya dicho, está claro, sino que parece ser una opinión bastante común… y de paso, errada.

    Pero bueno.

    Ciertamente sobre la cuestión de cuándo empieza (y cuándo termina, también)la vida hay y habrá una gran diversidad de opiniones, según el punto de vista, la época, las costumbres, la formación, y el trasfondo emocional de cada cual.

    Nosotros entendemos que el milagro (que no por cotidiano deja de serlo) de la vida comienza con la concepción. En lenguaje figurado, poético, etc., podemos decir que la vida de esa personita comienza con el primer latido.

    Ahora bien, sobre el aborto: el originar una nueva vida o no es una cuestión de responsabilidad. Un acto que en condiciones normales (estoy descartando los casos de violación) debiera ser responsable. Pero desgraciadamente sucede que cuando la Iglesia (cualquier iglesia, si vamos a eso) pronuncia la palabra responsabilidad, todos se la quieren comer viva.

    Así pues, se despacha sin más esa vida en cuanto nos molesta, no encaja en nuestros planes, la vemos como un estorbo. No siempre se piensa en esto cuando se está tan ocupado creando esa vida… se deja para después, en otro momento. No ahora, por favor.

    Esa vida muchas veces no tiene peso ninguno en las decisiones de sus padres.

    Ello presenta otra arista en la cual no siempre se piensa: para decirlo crudamente, tendemos a resolver muchos de nuestros problemas, creo que demasiados, matando.

  3. Nunca había visto este blog y me quedé muy sorprendida cuando lo ví y más aún cuando leí el artículo anterior, sobre el aborto y los satánicos y éste.Creo que lo importante no es entrar en discusión si la vida comienza con la fecundación o 18 días después cuando el corazón comienza a latir,sino que está vivo y no se debe matar; si la resolución 24 del MINSAP dice que ser humano es el que nace vivo, me preguntó entonces por qué matar a los vivos,¿para que no sean seres humanos?. lo curioso de esto es que muchísimas mujeres con las que he intercambiado sobre el aborto, incluso después de tener hijos y nietos no olvidan al “no humano” que abortaron y qué decir de las que nunca más pudieron embarazarse o lograr “un humano” que naciera vivo; aún más si no era humano, porque no lo olvidan y hasta lo lloran”. Yo sé que las mascotas cuando se mueren se lloran y no se olvidan, parece que los hijos concebidos fuera de planificación son como las mascotas, con la diferencia que las mascotas se mueren solas y a esos se matan intencionalmente.
    Más que todo creo que es un problema moral, espejo de la perdida de valores de la sociedad global, a la que la nuestra no ha escapado.
    El aborto no es la solución a los problemas sociales,economicos, de viviendas ni de ningún tipo, Da Vici fue un hijo ilegitimo, que hoy se hubiera abortado, cuántos como el han ido a parar a una cámara aspiradora o a una cubeta a las pocas semanas de concebido, nunca lo sabremos. Ninguna mujer es más libre porque pueda abortar o no, si su corazón esta encadenado, un bebé no la librará de eso.
    hay que sembrar valores y amor a los más debiles que no pueden defenderse como los embriones o fetos.

    1. Gracias por su comentario, en verdad se ha perdido el sentido de cuando empieza una vida, todos los seres humanos hemos comenzado a existir y todos tuvimos 1 hora de existencia, dos, cinco días, si quitamos esos “18 días” de nustras vidad no existieramos, así que no hay otra explicación la vida comienza con la concepción.
      He estado varias veces en hospitales maternos y las colas para los abortos son inmensas, estoy seguro que hay mas abortos probocados que nacimientos.
      Casualmente hoy la Iglesia celebra la memoria de los niños santos inocentes que murieron por Cristo, cada día mueren cientos en nuestros hospitales, sin justificación pues la vida humana no hay justificación para eliminarla. Dios la Bendiga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *