¿Manchas de la Sábana Santa fueron pintadas? Expertos desbaratan nuevo estudio

Tomado de Aciprensa.com

Varios expertos cuestionaron la validez científica de un estudio sobre la Sábana Santa de Turín que concluiría que casi la mitad de las manchas de sangre fueron “pintadas” a partir de simulaciones y fotografías sin que sus autores hayan tenido acceso al lienzo original.

Hace unos días, el antropólogo forense Matteo Borrini y el químico Luigi Garlarschelli publicaron en la revista Journal of Forensic Sciences un trabajo sobre la Sábana basado en el análisis de patrones de manchas de sangre utilizado para investigar las escenas del crimen.

Los autores italianos no tuvieron acceso al lienzo original que se encuentra en la Catedral de Turín sino que basaron sus experimentos en fotografías y modelos -incluyendo maniquíes- que, para sus detractores, no equivalen a un cadáver como el que habría cubierto la Sábana.

 

Borrini, médico forense, sostiene que las manchas “no son realistas” y cree que “las manchas se hicieron artificialmente” porque según sus simulaciones la sangre debería haber fluido en otras direcciones.

Emmanuella Marinelli, científica que ha estudiado la Sábana Santa desde 1977 y ha escrito más de 300 artículos y varios libros sobre el tema, cuestionó en declaraciones a ACI Prensa los métodos del promocionado estudio.

Aunque para los autores -por las características de su análisis- no era necesario estudiar la Sábana Santa original, “claramente no es lo mismo” basarse en una fotografía y no recurrir a la reliquia, advirtió Marinelli.

“Estos dos investigadores nunca han hecho parte de los científicos que han estudiado directamente la Síndone y no la han visto nunca de cerca. Quizá no la han visto nunca ni siquiera de lejos”, expresó también la experta en La Nuova Bussola Quotodiana.

Pese a estas objeciones y desconociendo los más de mil estudios científicos que hasta la fecha se han hecho sobre la Síndone, varios medios de comunicación presentaron el trabajo como prueba de que la reliquia habría sido adulterada.

Los autores aseguran que hicieron sus pruebas con sangre real y sintética aplicada tanto sobre voluntarios como sobre maniquíes. Las manchas que ellos consideran falsas se encontrarían en los antebrazos y en la zona lumbar.

En una nota de prensa recogida por diversos medios, niegan la autenticidad de la reliquia y se refieren a ella como “una representación artística o didáctica de la pasión de Cristo realizada hacia el siglo XIV”.

“Ninguno de los investigadores tiene la cualificación científica para opinar”, ya que al ser uno antropólogo y el otro químico, “no tienen experiencia en manchas de sangre humana”, explicó Alfonso Sánchez Hermosilla, médico y antropólogo forense director del equipo de investigación del Centro Español de Sindonología (CES).

“En su estudio afirman que las manchas de sangre que observan no se corresponden con las que han obtenido en su experimento, pero ellos no tienen los conocimientos necesarios y por eso no han diseñado el experimento de forma adecuada, por lo que sus conclusiones carecen de valor científico alguno”, agregó en declaraciones a ACI Prensa.

Para Sánchez Hermosilla, al no tener “científicamente valor alguno, (el estudio) no debería haberse publicado en una revista seria”.

Por su parte, el profesor Paolo Di Lazzaro, vicerrector del Centro Internacional de Sindonología de Turín, aclaró en una carta difundida por su diócesis que las condiciones en las que se producen las manchas de sangre emanadas de un hombre torturado y sometido a condiciones extremas, son muy diferentes a las de un voluntario con buena salud o un maniquí, como las aplicadas por Borrini y Garlarschelli.

“No es posible pensar que se pueden reproducir condiciones realistas del recorrido de la sangre sobre el cuerpo de un crucificado sin considerar todos los factores que habrían influido de modo importante en ese recorrido”, indicó.

Lo que debes saber de la Sábana Santa

También llamada Síndone, es un lienzo de 4.41 metros de longitud y 1.13 metros de ancho que muestra la imagen de un hombre torturado y crucificado. Según una antigua tradición es señalada como el manto que envolvió el cuerpo de Jesús tras morir en la cruz.

Se encuentra en Turín (Italia) desde 1578, ha sido objeto de más de mil investigaciones científicas de las más diversas especialidades y le han tomado más de 32,000 fotografías. Por ello, se considera que la Sábana Santa es la reliquia más estudiada de la historia.

Fue expuesta por última vez al público en el año 2015 y será exhibida de manera excepcional en agosto próximo por pocos días ante una numerosa peregrinación de jóvenes italianos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *