Pequeño tratado de los Ángeles

Tomado de Catholic.net

+ El número de los ángeles es increíblemente grande: Decir que hay trillones de trillones de ángeles es bien poco. Y a pesar de ser tantos, ningún ángel se parece a otro, hay un abismo de diferencias tan grande entre cada uno de los ángeles, que se puede afirmar que cada ángel es el único ejemplar de su especie. Aunque cada ángel es distinto completamente de los demás, todos los ángeles se agrupan en nueve coros que se dividen en tres jerarquías:

• Jerarquía Suprema: Están más cerca de Dios y se dedican únicamente a adorarlo, profundizando más que los otros ángeles en el infinito misterio divino. A esta jerarquía pertenecen los coros angélicos:

  • Serafines
  • Querubines
  • Tronos

• Jerarquía Media: Se encargan de regir el orden del Universo, de hacer los milagros y repartir todos los bienes espirituales. A esta jerarquía pertenecen los coros angélicos:

  • Dominaciones
  • Virtudes
  • Potestades

• Jerarquía Inferior: Son los que más cerca están de los hombres y se encargan de los países, de enviar mensajes a los hombres y de velar por cada uno de ellos. A esta jerarquía pertenecen los coros angélicos:

  • Principiados
  • Arcángeles
  • Ángeles

+ La belleza de los ángeles del Cielo es inmensa, tanto así que la persona más hermosa del mundo es feísima a comparación del menor de los ángeles. Y esta belleza va creciendo a grados inimaginables conforme se sube de coro y jerarquía angélicos. Y así sucede lo mismo con la inteligencia y el poder de los ángeles.

+ Por simple naturaleza los hombres serán siempre muy inferiores que los ángeles, pero por la gracia santificante, los hombres pueden igualar en gloria a los ángeles hasta incluso superarlos, como es el caso de la Santísima Virgen. En el Cielo los hombres estarán entre los ángeles pero jamás se convertirán en ángeles, siempre conservarán su naturaleza humana, pero glorificada.

+ El conocimiento de los ángeles es intuitivo. Ellos aprenden de un golpe de vista. No necesitan hacer discursos racionales; todo lo entienden, hasta sus últimos detalles, en un instante. Dios, al momento de crear a los ángeles, puso en sus entendimientos el conocimiento de todas las cosas creadas. Su conocimiento de Dios es tan grande y profundo (aunque nunca podrá abarcar por completo toda la infinidad de Dios) que ningún hombre en la tierra, por muy santo que sea, tendrá un conocimiento de Dios como un ángel.

+ Los ángeles se comunican entre sí, no por un lenguaje de sonidos articulados, sino por medio de un lenguaje intelectual llamado iluminación. Éste consiste en la simple trasmisión de ideas o pensamientos entre entendimientos angélicos. Si un ángel quiere comunicarse con otro, simplemente trasmite a la mente del ángel con quien quiere hablar una idea o pensamiento. Este lenguaje es el más privado que existe porque solamente los que participan de la conversación pueden escucharlo (esto hablando de manera metafórica porque en realidad no hay sonidos que escuchar). Solamente Dios puede saber lo que hablan dos ángeles entre sí. Las alabanzas angélicas a Dios no son sonoras sino intelectuales. Pero esto no significa que por carecer de sonidos, las alabanzas angélicas a Dios, son menos que las alabanzas sonoras de los hombres en la tierra. En realidad las alabanzas angélicas superan en armonía, majestuosidad y perfección a todo lo que se pueda concebir en alabanzas y cantos a Dios en la tierra.

+ Los ángeles gozan del don de agilidad que gozarán los cuerpos resucitados de los bienaventurados. Los ángeles son capaces de trasladarse de un lugar a otro en un instante, aunque haya una enorme distancia de por medio.

+ Los ángeles en realidad no tienen forma humana sino que esa apariencia la asumen cuando se aparecen a los hombres.Si se aparecen pueden hacerlo por visión imaginaria o por visión corporal. Si es por visión imaginaria, el ángel pone una imagen de él (en forma humana, la inmensa mayoría de veces) en la imaginación de la persona que quiera que lo vea. Si es por visión corporal, es decir, que se lo pueda ver con los ojos del cuerpo, el ángel forma un cuerpo humano aparente (en la mayoría de los casos) con la luz y el aire o cualquier materia que lo rodee. También puede aparecerse con otras formas, como la de animales.

+ Los ángeles no tienen sexo o género, no son ni hombres ni mujeres; ni una mezcla de ambos. De estos espíritus puros no se puede hablar en absoluto de géneros sexuales.

+ Aunque sean tantos los ángeles, todos tienen una labor única (que no la tiene ninguno otro entre todos los demás ángeles) que desempeñar para Dios en el Reino de los Cielos, ningún ángel está ocioso o sin nada que hacer, pero dicha labor la realizan siempre con una alegría o gozo indescriptible.

+ Los ángeles no tienen el poder de crear a partir de la nada, pues tal poder es infinito y solo Dios tiene ese poder. Hasta para crear un átomo de la nada se necesita de un poder infinito.

+ Los ángeles han recibido el poder de Dios de manipular la materia a su voluntad pero ellos están sujetos completamente a la Santísima Voluntad de Dios y no harían uso de su poder sobre la materia sin el permiso divino.

+ Un solo ángel es capaz de exterminar a todo un ejército de hombres en muy poco tiempo por muy poderosas y letales armas que posean sus soldados. Dichas armas no le harían a dicho ángel el más minimo daño. Y cuando hubo la gran batalla entre los ángeles buenos a la cabeza de San Miguel y los ángeles malos a la cabeza de Lucifer, los ángeles no combatieron realmente con espadas de fuego o rayos, porque al ser espiritus inmortales tales armas fantásticas son completamente inútiles. Fue una batalla completamente intelectual, como si de un debate colosal entre los seres más inteligentes de todo el Universo. Sus armas eran sus argumentos aplastantes llenos de poder espiritual.

+ Los ángeles, junto con los santos, tienen acceso por la visión beatífica de la divina esencia al conocimiento del infinito universo de los seres posibles, pero al ser estos de infinito número, no pueden conocerlos todos en su totalidad. Los ángeles más elevados conocen más profundamente que los ángeles inferiores el infinito universo de los seres posibles. Se llaman seres posibles a todos los seres que Dios es capaz de crear por su infinito poder pero que en su voluntad decide no crearlos realmente.

+ Los ángeles de la guarda son designados por Dios a cada ser humano en el mismo momento de la concepción, pero empiezan su ministerio al momento de nacer su protegido. Mientras un ser humano está en el vientre de su madre, el ángel guardián de la madre se encarga también de la protección del bebé.

+ Los ángeles guardianes nos protegen de la mayoría de los ataques de los demonios, sobre todo cuando estamos en pecado mortal, pues estos monstruos buscan darnos muerte a cada paso que demos, pues hasta que no llegue nuestra hora fijada por Dios de morir, los demonios no pueden tocarnos un pelo en cuanto a hacernos algun daño físico. También nos protegen de muchos accidentes. Los accidentes que nos ocurren no es por negligencia de nuestro ángel de la guarda sino que es permitido o querido por la Voluntad Divina ya sea para purificarnos de nuestros pecados, crecer en las virtudes, adquirir más méritos para la vida eterna o colaborar en la salvación de otras almas. Si Dios no quiere que en toda nuestra vida suframos ningún tipo de accidente, nuestro ángel guardián nos protegerá de todos ellos sin excepción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *