Milagros eucarísticos de nuestros tiempos: la fe no es humillada por la ciencia

Tomado de Pildorasdefe.net

Como consecuencia de estos milagros eucarísticos, muchos de los sacerdotes aprendieron a volver a comprometerse con la fe

El documental “Segni” (en español, “signos”), está inspirado en el venerable Carlo Acutis, un joven que murió a la temprana edad de 15 años a partir de una repentina aparición de leucemia.

Este joven dedicó su vida a difundir la conciencia de los milagros eucarísticos. Incluso abrió su propia exposición para mostrar los milagros del pasado que, para él, demuestran el amor de Dios por nosotros.

Milagros eucarísticos de estos tiempos.

El documental se centra en los eventos que tuvieron lugar entre 1999 y 2013 en Argentina, Polonia, México e Italia.

Estos milagros eucarísticos ocurrieron cuando la ciencia ya estaba lo suficientemente avanzada como para involucrarse en la definición del fenómeno que ocurría. Ciencia que podría ver en estas hostias consagradas, que de repente se tornaban rojizos, tomando la forma de carne, de carne humana.

Maravilla constante

Los productores de este documental viajaron a los lugares donde se dice que ocurrieron algunos de estos milagros eucarísticos. Allí, hablaron con los que los descubrieron, los que los estudiaron y los que, hasta el día de hoy, todavía se preguntan por ellos.

Matteo Ceccarelli, el director, habló antes de la proyección de la película y explicó que parte de lo que quería transmitir a través del documental era “lo que sucedía después”. Quería demostrar que, como consecuencia de estos milagros eucarísticos, muchos de los sacerdotes aprendieron a volver a comprometerse.

Esto fue apoyado por el padre Andrzej Ziombra, de la Iglesia de San Jacinto en Legnica, Polonia, donde en 2013 se descubrió una mancha de sangre en una Hostia. El padre Ziombra dice:

“Descubrí la belleza del sacerdocio, después de comprender que algo importante había ocurrido en mi iglesia.

Hongos una vez, y después un milagro. 

Parte de la fascinación detrás de estos milagros eucarísticos modernos es la voz que la ciencia les ha dado.

La ciencia puede ser usada, y ha sido usada, para refutar los milagros eucarísticos. Este fue el caso en una iglesia en Polonia, donde se descubrieron manchas rojas en una Hostia.

Después de haberlo comprobado, se descubrió que lo rojo era simplemente un hongo. La ciencia también se usa para aceptar milagros, como fue el caso en las situaciones exploradas en el documental.

El signo de amor de dios

En todos estos casos, la Hostia, habiendo tomado la forma de la carne, fue estudiada en profundidad por los científicos.

Se descubrieron similitudes en todos estos casos: la presencia de glóbulos blancos, que generalmente desaparecen después de unos minutos después de la muerte; el tipo de sangre AB recurrente; el tejido del corazón encontrado; Y los otros signos de vida y vitalidad. Ninguno de estos podría ser explicado científicamente.

Como dijo Franco Serafini, cardiólogo, en su discurso de apertura:

“La fe no es humillada por la ciencia”.

Hay ciertas cosas que la medicina puede hacer al estudiar los milagros eucarísticos

“Los milagros ahora pueden hablarnos en un lenguaje científico y tecnológico, entendido por las personas de hoy en día”, aseguró el cardiólogo

Ricardo Castañón Gómez, contactado en 1999 en Buenos Aires, Argentina, para estudiar la Hostia que se había puesto roja después de haber sido colocada en el agua, hasta el día de hoy no puede explicar este hecho, al menos no a través de la ciencia.

Una explicación, elegida por muchos, incluido el escéptico obispo mexicano Alejo Zavala Castro, es simplemente que “esto es lo que Dios quería” y con esto:

“Él, nos muestra que nos ama”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *