La Corona de Adviento: Historia y tradición. Conoce su simbología

Tomado de Pildorasdefe.net

La Corona de Adviento nos invita a esperar en paz y oración, la esperanzadora venida de Jesucristo, verdadero significado de la Navidad

Las luces de las velas en la Corona de Adviento rompen la completa oscuridad de la noche, recordándonos la Luz de Cristo que anticipamos durante esta temporada santa.

¿De dónde vino esta tradición, de encender cuatro velas en una corona hecha de hojas o ramas de pino, para marcar las semanas anteriores a la Navidad?

Al igual que muchas de las tradiciones de nuestra Iglesia, el uso de velas en medio del otoño y el invierno fue originalmente una tradición pagana. El reverendo William Saunders, quien escribió un artículo en el “Arlington Catholic Herald” sobre este tema, afirma

“Los pueblos pre-germánicos usaron coronas con velas encendidas durante los días oscuros y fríos de diciembre como un signo de esperanza en el futuro cálido y extendido de días soleados de primavera”.

“En una situación similar, los escandinavos encendieron velas que se colocaron alrededor de una rueda, y se ofrecieron oraciones al dios de la luz para que la “rueda de la tierra” volviera hacia el sol para alargar los días y restaurar el calor”.

En la Edad Media, los pueblos germánicos comenzaron a incorporar una corona iluminada en la temporada cristiana de Adviento. No ganó gran popularidad hasta la década de 1800 y no fue hasta la década de 1900 cuando los inmigrantes alemanes trajeron la tradición a Estados Unidos.

Corona de Adviento: simbología:

La Corona de Adviento es muy simbólica. Los árboles de hoja perenne utilizados para la corona en sí son un recordatorio de la vida continua. La configuración de ellos en un círculo refuerza ese significado.

El círculo es también un signo de la vida eterna, así como la eternidad de Dios.

Las cuatro velas usadas, tres púrpuras y una rosa, marcan los domingos de Adviento antes de Navidad.

Las velas púrpuras nos recuerdan que este debe ser un tiempo de oración y sacrificio para prepararnos para la segunda venida de Cristo.

El Tercer Domingo de Adviento, la vela rosada se enciende para anunciar el domingo de Gaudete, se acerca un domingo de regocijo por Cristo. Con la iluminación de esa vela, la luz ha ganado sobre la oscuridad, tres velas encendidas versus la que permanece apagada.

Significados

Varios significados han sido asignados a las cuatro velas. Una interpretación tiene cada vela que representa 4000 años, el tiempo bíblico entre Adán y Eva y la venida de Cristo. En otra interpretación, la primera vela representa a los patriarcas, la segunda a los profetas, la tercera nos recuerda a Juan el Bautista y la cuarta a María, la madre de Jesús.

También han sido descritos como la vela de los profetas, la vela de Belén, la vela de los pastores y la vela de los ángeles.

También se puede usar una quinta vela blanca en el centro que representa a Cristo. Se enciende en la víspera de Navidad como un recuerdo de la venida de Cristo al mundo.

A veces, todas las demás velas de la corona se retiran y se reemplazan con velas blancas en Navidad.

La Corona de Adviento sirve como un poderoso recordatorio visual de la santidad de la temporada. La luz de las velas nos invita a tranquilizarnos durante este tiempo ocupado y reflexionar sobre el verdadero significado de la Navidad.

Ya sea en el hogar o en la Iglesia, la Corona de Adviento nos da una invitación para esperar y orar con anticipación esperanzadora para la venida de Cristo.

Estamos llamados a dar la bienvenida a la luz de Cristo en nuestras vidas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *