10 consejos del Padre Fortea para una buena homilía

Tomado de Aciprensa.com

En un artículo titulado “La belleza del acto de predicar a los hijos de Dios”, el famoso teólogo español, P. José Antonio Fortea, dio diez “pautas” sobre cómo realizar un buen sermón u homilía.

En su texto de noviembre de 2017, el P. Fortea señaló que son “algunas de las pautas que yo sigo para mis sermones, por si a alguno le sirven”.

Cada uno que se sienta libre de seguir alguna de ellas o no. Yo, únicamente, os expongo lo que para mí se han convertido en los cauces de mis sermones”, precisó.

Los consejos del P. Fortea son los siguientes:

1. “Predicar lo más posible acerca de Dios”.

2. “Fijarse siempre en lo positivo. Exponer la belleza del Bien en todas sus formas”.

3. “Evitar hablar del pecado, del castigo, del mal”.

4. “Predicar poco de temas morales. No predicar nunca de temas políticos u opinables. Evitar historias personales. Lo que hay que hacer es centrarse en la Palabra de Dios”.

5. “Tratar de no levantar la voz ni exaltarse. Jamás reñir en un sermón”.

6. “Hacer el máximo esfuerzo por pegarse al texto bíblico, sin divagar”.

7. “Evitar, a toda costa, los lugares comunes”.

8. “Ser fiel al tiempo razonable para un sermón: diez minutos. Cortando el sermón al llegar a ese momento, sin importar si han quedado o no puntos por explicar”.

9. “Preparar el sermón para tener muy claro, desde antes de empezar, qué puntos son los que se van a exponer”.

10. “La preparación del sermón tiene que ser un proceso de descubrimiento para el predicador a través de la lectura de otros autores. El sermón es el placer de compartir con otros lo que uno ha descubierto. Si uno disfrutó en ese proceso de búsqueda y hallazgo, transmitirá de forma natural ese gozo”.

El sacerdote español alentó además a los fieles y a sus lectores a no juzgar “la próxima homilía a la que asistáis”.

“Considerad cada sermón como un medio a través del cual Jesús os habla. Hay homilías mejores y peores, pero Dios habla en todas si estáis atentos a escucharle”, señaló.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *