La Sábana Santa es auténtica. Un nuevo estudio lo confirma

Tomado de Infocatolica.com

El pasado julio, causó bastante revuelo la publicación de un artículo en el Journal of Forensic Sciences que declaraba que el Santo Sudario era el producto de un artista medieval basado en algunos experimentos realizados, según lo manifestado por los autores, con la técnica BPA (análisis de patrones de mancha de sangre).

No faltaron entonces las reacciones, porque el artículo en cuestión parecía tener carencias en muchos aspectos. En septiembre, varios medios, entre ellos Il Timone y Storia in Rete, enumeraron argumentos válidos que cuestionaban los métodos utilizados y las conclusiones a las que llegó ese estudio. Voces autorizadas tuvieron espacio de réplica en el mismo Journal of Forensic Sciences. Los autores de la publicación original respondieron. Uno de los principales argumentos en defensa de su trabajo fue que recibían críticas de personas que no habían realizado los experimentos.

Ahora, sin embargo, es precisamente un experimento el que destruye definitivamente esas afirmaciones superficiales . En el congreso anual de la Academia Americana de Ciencias Forenses celebrado en Baltimore en estos días (18-23 de febrero), presentó la intervención: «Un experimento de crucifixión para evaluar el flujo de sangre de la muñeca y el antebrazo observado en la Sábana Santa de Turín» (A crucifixion experiment to assess wrist and forearm blood flows as observed on the Shroud of Turin).

Los autores, coordinados por el famoso físico John P. Jackson, son parte del Turin Shroud Center of Colorado , un centro de los Estados Unidos que estudia la Sábana Santa de Turín. El objetivo de esta investigación fue comparar la forma de las corrientes de sangre presentes en la Sábana Santa con las configuraciones reales de crucifixión de un cuerpo humano. Los resultados relacionados tuvieron un impacto significativo en la comunidad científica forense, por los datos sobre medicina forense, física e historia se utilizados para buscar y proporcionar información sobre la práctica de la crucifixión, utilizando la Sábana Santa como un posible ejemplo de esa antigua práctica y posiblemente arrojen luz sobre otros problemas legales y aplicaciones forenses a la arqueología. Estos experimentos y análisis científicos de los mismos flujos de sangre han llevado a conclusiones opuestas en comparación con las publicadas por el Journal of Forensic Sciences .

El análisis forense se basó en suspender de una cruz de tamaño natural a voluntarios vivos, una metodología que no fue utilizada por los autores del trabajo anterior que utilizó un maniquí. Después de examinar y discutir datos históricos relevantes y evidencias arqueológicas relacionadas con la práctica de la crucifixión en el antiguo mundo romano, este nuevo estudio se diseñó un protocolo experimental a través del cual mecanismos especiales de sujeción de la muñeca y el pie suspenden de forma segura y realista a los sujetos masculinos en una cruz de tamaño natural. El personal médico profesional fue invitado no solo a contribuir al protocolo y análisis experimental, sino también a garantizar la seguridad médica de los sujetos.

Los voluntarios, todos varones, han sido cuidadosamente seleccionados para que correspondan, lo más cerca posible, a las improntas frontales y dorsales visibles en la Sábana Santa. Se realizó una evaluación completa de todos los flujos de sangre existentes en la Sábana Santa para determinar cuál de ellos ocurrió durante el proceso de presunta crucifixión y cuáles son en cambio naturaleza post mortem. También se han determinado las características específicas del clavado de la crucifixión y las posiciones visibles en la imagen de la Sábana Santa. Los sujetos fueron suspendidos en la cruz basándose en estas determinaciones. El sistema de cruz y suspensión se diseñó para adaptarse a diversos ajustes de posición del cuerpo, según corresponda.

Una vez que el grupo de estudio y el grupo de apoyo estuvieron satisfechos con la validez de las posiciones de crucifixión de los sujetos, se depositó la sangre externamente en el cuerpo en los sitios de los clavos previamente determinados. Los modelos de flujo resultantes de voluntarios de la crucifixión simulada han sido documentados y analizados. También se documentaron las posiciones de crucifixión de los sujetos. Las conclusiones alcanzadas apoyan la autenticidad de la Sábana Santa en algunas formas nuevas e inesperadas. La próxima publicación de trabajos científicos proporcionará los detalles de este interesante experimento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *