Texto completo de la catequesis del Papa en la audiencia del miércoles 6 de mayo

Tomado de Zenit.org

El Santo Padre prosigue con las catequesis sobre el sacramento del matrimonio y recuerda que el amor entre los cónyuges es imagen del amor entre Cristo y la Iglesiafrancisco-y-una-familia

Por Redacción

Ciudad del Vaticano, 06 de mayo de 2015 (ZENIT.org)

¡Queridos hermanos y hermanas!

En nuestro camino de catequesis sobre la familia tocamos hoy directamente la belleza del matrimonio cristiano. Esto no es simplemente una ceremonia que se hace en la iglesia, con las flores, el vestido, las fotos… El matrimonio cristiano es un sacramento que tiene lugar en la Iglesia, y que también hace la Iglesia, dando inicio a una nueva comunidad familiar.

Es lo que el apóstol Pablo resume en su célebre expresión: «Este es un gran misterio: y yo digo que se refiere a Cristo y a la Iglesia». Inspirado por el Espíritu Santo, Pablo afirma que el amor entre los cónyuges es imagen del amor entre Cristo y la Iglesia. ¡Una dignidad impensable! Pero en realidad está inscrita en el diseño creador de Dios, y con la gracia de Cristo innumerables parejas cristianas, aún con sus límites, sus pecados, lo han realizado.

Presentan el logo del Jubileo de la Misericordia

Tomado de Infocatolica.

Logo misericordiaEl logo del Jubileo de la Misericordia «constituye un compendio teológico de la misericordia y del lema que lo acompaña». Así lo ha asegurado hoy el presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización, Mons. Salvatore Fisichella, en la Oficina de Prensa de la Santa Sede, al presentar el Jubileo Extraordinario de la Misericordia, que tendrá lugar del 8 de diciembre de 2015 al 20 de noviembre de 2016.

(Aica) «El logo» ha afirmado Mons. Fisichella «constituye un compendio teológico de la misericordia y del lema que lo acompaña. Con el lema, tomado de Lucas 6,36, Misericordiosos como el Padre se propone vivir la misericordia siguiendo el ejemplo del Padre, que pide no juzgar y no condenar, sino perdonar y amar sin medida».

«El logo -obra del jesuita Marko I. Rupnik- muestra al Hijo que carga sobre sus hombros al hombre extraviado, recuperando así una imagen muy apreciada en la Iglesia antigua, ya que indicaba el amor de Cristo que lleva a término el misterio de su encarnación con la redención».

¿Hay diferencia entre ser bueno y ser santo?

Tomado de Infocatolica por Luis Fernando Pérez Bustamante

Muchos cristianos viven hoy en la idea de que eso de la santidad es algo reservado para unos pocos. Que al fin y al cabo, el número de aquellos que han sido beatificados o canonizados son una ínfima minoría comparados con los millones y millones de fieles que han vivido en los últimos veinte siglos. Piensan que incluso aunque se acepte que, aparte de los que figuran en el santoral, hay tantos o más cristanos que podrían haber alcanzado ese “reconocimiento público” de haberse conocido sus vidas, siguen siendo una porción escasísima del total.

Una gran parte de aquellos que piensan así tienen una actitud parecida a la del joven rico con el que se encontró Jesús:

Cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló ante él y le preguntó: «Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?». Jesús le contestó: «¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios.

Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre».

Él replicó: «Maestro, todo eso lo he cumplido desde mi juventud».

Mc 10,18-20

He ahí el típico ejemplo de “buen” creyente, de “buena” persona. No mata, no roba, no adultera, no se pasa la vida acusando al prójimo de mentiras, quiere a su familia, especialmente a quienes le dieron la vida,etc. Ciertamente hoy vivimos en una época en que al menos la cuestión del adulterio no parece ser tan “importante”. En relación al matrimonio, aquello de que el amor “todo lo excusa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta” y “nunca deja de ser” (1ª Cor 13,7-8) parece enterrado bajo la idea de que el amor dura hasta que dura, y cuando acaba te puedes buscar otro.

Texto completo de la catequesis del Papa en la audiencia del miércoles 22 de abril

Tomado de Zenit
Es necesario reparar en las nuevas generaciones la desconfianza contra la alianza del hombre y de la mujer y revalorizar el matrimonio y la familia

 

CIUDAD DEL VpapaATICANO, 22 de abril de 2015 (Zenit.org) – En la audiencia realizada este miércoles 22 de abril en la plaza de San Pedro, papa Francisco realizó la siguiente catequesis, cuyo texto completo ofrecemos a continuación

“Queridos hermanos y hermanas, buenos días.

En la catequesis precedente sobre la familia, me detuve en el primer pasaje de la creación del ser humano, en el primer capítulo de la Génesis, donde está escrito: Dios creó al hombre a su imagen: a imagen de Dios lo creó, hombre y mujer los creó. Hoy quisiera completar la reflexión con el segundo pasaje, que encontramos en el segundo capítulo. Aquí leemos que el Señor, después de haber creado el cielo y la tierra, “el Señor Dios modeló al hombre con arcilla del suelo y sopló en su nariz un aliento de vida. Así el hombre se convirtió en un ser viviente”. Es el pináculo de la creación. Después Dios puso al hombre en un jardín bellísimo para que lo cultivara y lo cuidara.

El Espíritu Santo, que ha inspirado toda la Biblia, sugiere por un momento la imagen del hombre solo, y le falta algo sin la mujer. Y sugiere el pensamiento de Dios, casi el sentimiento de Dios que lo mira, que observa a Adán solo en el jardín: es libre, es señor… pero está solo. Y Dios ve que esto “no va bien”: es como una falta de comunión, falta una comunión, una falta de plenitud. “No está bien” –dice Dios– y añade: “quiero darle una ayuda que le corresponde”.

Vaticano confirma el viaje del Papa a Cuba

Tomado de Zenit

La visita será en septiembre antes de su llegada a Estados Unidos

150422150706_pope_francis_624x351_afpCIUDAD DEL VATICANO, 22 de abril de 2015 (Zenit.org) – El santo padre Francisco, acogiendo la invitación de las autoridades civiles y el episcopado de Cuba, ha decidido visitar la isla antes de su viaje a Estados Unidos ya anunciado con ocasión de la Jornada Mundial de las Familias.

Lo informó este miércoles el director de la oficina de prensa de la Santa Sede, el padre Federico Lombardi, precisando que por tanto, se confirma el viaje del Pontífice a Cuba y que será antes de su viaje apostólico  a Estados Unidos del 23 al 27 de septiembre. El programa y los días exactos serán publicados más adelante.

Francisco será el tercer Pontífice en pisar suelo cubano. Juan Pablo II estuvo allí en enero de 1998. Benedicto XVI lo hizo en 2012, en esa ocasión encontró a Fidel Castro que participó también en la misa del Santo Padre.

Cuba y Estados Unidos se encuentran en un momento crucial de su historia reciente. Las reuniones para preparar el ‘deshielo’ iniciaron en Canadá en 2013. En este proceso, la diplomacia vaticana y el santo padre Francisco han jugado también un papel importante.

De este modo, el pasado 17 de diciembre, Barack Obama y Raúl Castro anunciaron el restablecimiento de las relaciones diplomáticas de ambos países. Ese mismo día ambos mandatarios dieron las gracias al Vaticano y al santo padre Francisco por su participación en este proceso.

Al día siguiente, el Papa en el Vaticano al recibir a los embajadores dijo: “Hoy todos estamos contentos, porque hemos visto como dos pueblos que se habían alejado hace tantos años, ayer han dado una paso para acercarse. Y esto ha sido realizado por embajadores de la diplomacia”.

De este modo, el 21 de enero de 2015, Obama pidió en el Discurso del Estado de la Unión que el Congreso ponga fin este año al embargo a Cuba. Los equipos negociadores de las dos naciones celebraron su primera ronda de conversaciones el 21 y 22 de enero en La Habana, “donde se dieron los primeros pasos para restablecer las relaciones rotas desde 1961, con la reapertura de embajadas como uno de los temas de prioridad”.

Los presidentes de Cuba, Raúl Castro, y de EEUU, Barack Obama, tuvieron ocasión de saludarse el pasado 10 de abril durante la apertura de la VII Cumbre de las Américas en Panamá.

(HSM)